En defensa de un amigo


1

Los hechos

Mi opinión

Quien siga mi blog y siga el de Daniel bien sabrá que no coincidimos ideológicamente. Ni siquiera nos conocemos personalmente, pero llevamos años leyéndonos. Yo, que me considero progresista, que más de una vez he votado a IU (especialmente por la inoperancia del PSOE en mi tierra natal), siento vergüenza de que un puñado de nacionales (de otro pelaje, de otra nación, pero nacionales a fin de cuenta) se dediquen a atacar a otros sólo por destapar tus vergüenzas.

Creo firmemente que era una imagen irónica, que no hay para tanto y que su blog es su opinión personal, no la de su partido, ni la de Cataluña. Eso sí: si eres político, aunque sea del último pueblo del país, debes saber y tener claro que tu opinión pesa, que tu sueldo lo paga gente que no siempre va a comulgar con tus opiniones, así que al menos, defiéndelas respetando al otro y no muerdas al que discrepa. Máxime si dices ser de izquierdas.

Enhorabuena al uno por publicarlo y al otro por pedir disculpas a los ofendidos. Eso sí, con gente así en el equipo, no contéis más con mi voto. Serà que a mí també em paga el nacionalisme espanyol. Vore enemics enlloc no es fer política amb la gent, sinò contra la gent.