Encajar a Dios en la sociedad. Dios, así, con mayúsculas. No ya tanto por respeto, sino por norma lingüística. Si tú preguntas a la gente si cree en Dios o no, probablemente un número más alto del que esperes conteste afirmativamente. Lo malo, que los datos lo desmienten. ¿Encaja Dios en la vida de hoy? Complicado.
0