La Casa Real se ha embarcado en la reconstrucción de la imagen del rey con la colaboración de los medios de comunicación. Es la respuesta a la pérdida de apoyo popular por culpa de los errores y percances que se han sucedido en la institución en los últimos años: la imputación a Urdangarin, el accidente en su viaje de caza a Botsuana, la distante relación con la reina… Es la ‘Operación Zarzuela