En 2007 se lanzó al mercado un juego que levantó cierta polémica. Se llamaba ‘Sombras de guerra: la Guerra Civil española’ e iba, como su nombre indica, sobre nuestra Guerra Civil, esa que tanto nos gusta mencionar sin que ninguno de nosotros la hayamos vivido. La polémica venía por lo (decían) inoportuno y poco riguroso del asunto, aunque bien es cierto que durante años nuestros PC se llenaron de juegos de estrategia ambientados en guerras extranjeras. Pero, claro, no era la nuestra.Es un ejemplo de juego, pero hay más: jugar a ser políticos para reírnos de los políticos


0

Me confieso un ‘hater’ y un ‘lover’ de la RAE. Más ‘hater’ que ‘lover’, para qué mentir, porque nunca me dejarían usar ‘hater’ o ‘lover’, considerando que usar palabras extranjeras que existen en castellano es una forma de empobrecer la expresión. Pero decir ‘el que odia’ no tiene tanta fuerza. La palabra es ‘hater’, y punto, aquí y en Twitter, que es donde pasa todo y donde, en realidad, no pasa nada. Soy objetor ortográfico


0

Desde la Guerra Fría hasta hoy varios proyectos de investigación con financiación militar han buscado estudiar posibles alteraciones del orden social para poder cortarlas de raíz. Y nosotros aquí planteando el fin del bipartidismo… EEUU lleva décadas preparándose para el fin de la sociedad


0

Imagina que vives en un lugar que solía ser próspero, con actividad comercial, gente joven, áreas dinámicas y actividad en la calle. Sin embargo algo sucede, puede ser la crisis o puede ser el paso del tiempo, pero ese lugar que solía rebosar vida empieza a languidecer. Políticas equivocadas, cambios sociales o consecuencias económicas han llevado a muchos barrios o a ciudades enteras a sufrir un proceso acelerado de decadencia ¿Cómo actuar para atajar la hemorragia? Cómo revivir una ciudad muerta: el caso de Valencia


0

El Ministerio de Defensa israelí lleva años innovando en estrategia militar con una poderosa inversión digital y en redes sociales. Gaza atacada por tierra, aire y redes sociales


0

Prometí que si el post titulado ‘Diez maneras de ganar audiencia (y destruir tu marca, de paso)‘ iba bien de audiencia escribiría una segunda parte sobre todo lo contrario: diez maneras de ganar audiencia creando una buena marca. Y aquí está, no todo va a ser criticar. Ahora bien, hago una apuesta: este post funcionará peor en audiencia que aquel otro. Y eso en sí mismo ya es revelador. Diez maneras de ganar audiencia creando una buena marca


0

Las cifras demuestran que la política nos importa un carajo, pero que posiblemente estamos eligiendo la forma errónea de mostrarlo. Ejemplo práctico: las primarias. Votamos poco y mal


0

El otro día me escribía el redactor jefe de Yorokobu para que afinara el tiro y escribiera algo que pudiera funcionar: julio, como buen mes veraniego, es más complicado para conseguir visitas. Así que he sacado mi manual de ‘cómo lograr audiencia’, a riesgo de no conseguirlo. Diez maneras de ganar audiencia (y destruir tu marca, de paso)


0

A nadie se le escapa a estas alturas que en España tenemos un problema serio con la corrupción. No es un chanchullo de dos o tres, sino el saqueo sistemático, y a todas las escalas, de la economía. Desde los de los sueldos sonrojantes hasta los que cobran sin declararlo; desde los sobres hasta los que contratan a autónomos como si fueran trabajadores por cuenta ajena. Somos unos chorizos. Pero ojo, que si nos comparas con el extranjero a veces parecemos aficionados. Algunos líderes son unos malotes


0

Incluso los más cautos, los que no están en redes sociales y no comparten nada, están expuestos. ¿Fotos en Facebook? ¿Búsquedas en Google? Tu problema es mucho más real. Lo saben todo de ti


0

Que el fútbol es un negocio capaz de hacer que la Liga española se decidiera entre Azerbaiján y Qatar en un campo sin casi españoles es algo que ya hemos contado. Que la cantidad de dinero que mueve es escandalosamente desmesurada, también. Pero si hay un evento que magnifica eso a la enésima potencia es el Mundial. Y curiosamente las potencias ahí no tienen mucho que ver con los países que suelen mandar en el fútbol. Este es el otro Mundial: el Mundial de las marcas


0

España, de diez Mundiales económicos, sociales y culturales, ganaría uno y quedaría semifinalista en otro. En la mayoría no pasamos de octavos. Este es el Mundial de las cosas importantes


0

Este es un post a traición. De hecho, había apalabrado escribir otra cosa, mucho menos seria. Ni siquiera sé si llegará a publicarse, pero creo que sí. Porque Yorokobu, aunque también puede tener sus tabúes, es de los sitios donde más libre me he sentido escribiendo. Porque sí, esto es opinión pura y dura, en primera persona. Y voy a hablar justo de eso: de tabúes, de censura, de autocensura y de otras cosas. Porque eso es una muestra de lo que es una sociedad. Y están pasando cosas. Censura, autocensura y otras cosas que pasan


0

Personajes del cine y televisión sirven para explicar qué ha pasado en las elecciones europeas. Las europeas explicadas por elfos, jedis y khaleesis


0

La herramienta del boicot es como una escopeta vieja: a veces dispara de miedo, con una precisión clínica y sirve para cumplir los objetivos planeados; pero, a veces, el tiro sale por la culata y el principal afectado es el instigador del boicot. Puede tardar más o menos tiempo, pero en términos políticos el tiempo pone a todos en su lugar, y los boicoteadores suelen acabar escaldados… o eso parece. Boicotear o no boicotear, esa es la cuestión


0

En la vida de toda persona hay decisiones de las que uno puede arrepentirse. Algunas llegan a la mañana siguiente de una noche de fiesta, mientras otras pueden suponer una larga condena de años en prisión. Pero hay arrepentimientos inevitables, como el de las elecciones: cada cuatro años como mucho vas a tener que entregar tu voto a alguien, aun con la posibilidad de que acabes maldiciendo tu decisión cuando ese candidato sonriente se convierta en un altivo dirigente que olvida todas y cada una de sus promesas. Pero, ¿tú querrías votar todos los días?


0

Hay quien dice que la política es aburrida, pero eso debe ser porque no sigue lo que pasa en España. A veces es de chiste, y a veces, la verdad, no tiene puta gracia. Pero la verdad es que la campaña de estas elecciones europeas es para reírse, y mucho además. Es la loquísima campaña de las elecciones europeas


0

Épocas, culturas, modas y técnicas definen un concepto que nos acompaña desde siempre… y que es imposible de cuantificar de forma racional. La belleza no existe


0

España, de diez Mundiales económicos, sociales y culturales, ganaría uno y quedaría semifinalista en otro. En la mayoría no pasamos de octavos. Así sería el Mundial de las cosas importantes


0

Hay una especie de mito muy extendido acerca de los escasos conocimientos de geografía internacional del estadounidense medio. Eso de que piensan que España está en África (que tampoco es que esté muy lejos) o que son incapaces de colocar Ucrania en un mapa (habría que ver cuántos españoles pueden hacerlo). La cuestión es que parte del mito sí es cierto, pero no es exclusivo de ellos. El problema llega cuando ese tipo de errores genera campañas ciudadanas enormes o, incluso, choques diplomáticos. Y eso ha ocurrido cuando el nombre de un territorio puede levantar ampollas


0